¿Las relaciones de las asociaciones sanitarias influyen en sus objetivos?

Lucía es nuestra protagonista. Se licenció en medicina hace ya un año y tras realizar el examen MIR consiguió plaza en el departamento de traumatología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza. Inició su primer año de residencia con nerviosismo, pues tras seis años de larga espera al fin tendría la ocasión de atender a un paciente. A  pesar de los libros memorizados, la inexperiencia que arrastraba era evidente. Esa misma tarde Ana (representante farmacéutica) entró en su consulta y  en tono amigable le ofreció asistir al congreso anual de la Sociedad Española de Traumatólogos. El precio ascendía a 650 euros pero Ana, generosa, se encargaría de cubrir los gastos. Tendría la ocasión de escuchar a los más expertos hablar sobre las últimas novedades en el ámbito de la traumatología, combinando formación con diferentes  actividades sociales. Era el momento de formarse y contactar con el resto de compañeros de su especialidad.

 

Los objetivos que exhiben y ofrecen estas Asociaciones Profesionales Sanitarias (AAPP)  giran en torno a la educación sanitaria, la cohesión de la profesión que representan y la promoción de la salud de los ciudadanos (1, 2).  Estas cualidades hacen que las AAPP sean muy sugestivas tanto para los profesionales sanitarios como para los residentes recién llegados, véase Lucía.

Algunos datos…

–          En los últimos años, la Industria Farmacéutica ha jugado un papel creciente en la financiación de las AAPP. Se ha llegado a afirmar que si las asociaciones dependiesen exclusivamente de las cuotas de sus asociados, muchas de ellas no serían sostenibles en su concepción actual (3,4).

–          Miles de estudios, de los cuales la mayoría son financiados por la industria, se presentan cada año en las reuniones anuales de las sociedades científicas (5).

–          Gran parte de las asociaciones tienen estructuras muy jerárquicas, y disponen de una alta esfera de líderes. Sus integrantes tienden a ser personas de reconocido prestigio en el ámbito asistencial, académico o investigador y este prestigio va fuertemente asociado a su edad y a la posibilidad  de presentar conflicto de intereses. Una encuesta realizada a ejecutivos o líderes de organizaciones médicas indicaba que el 11% al 14% estaban implicados en negocios no éticos (6).

–          Los líderes hablan en nombre de la asociación  y tienen mayor visibilidad de cara a los medios y el resto de profesionales. Tienen también más influencia en el desarrollo de normas y posicionamientos (2).

LUCÍA Y ANA: una historia de amor cualquiera from Sara Calderón on Vimeo.

Preguntas.

1.       ¿La relación de dependencia de  las asociaciones con respecto a la Industria Farmacéutica cómo puede intervenir en sus objetivos iniciales?

2.       ¿Podría la jerarquización de las asociaciones actuar en detrimento de la transparencia y la integridad de los objetivos iniciales?

 

Referencias Bibliográficas:

–          (1)  Alberto Ruano. El conflicto de intereses económico de las asociaciones profesionales sanitarias con la industria sanitaria. SESPAS. 2011.

–          (2)  David J. Rothman, Walter J. McDonald, Carol d. Berkowitz, et al. Professional Medical Association and Their Relationships With Industry: A Proposal for Controlling Conflict of Interest. JAMA 2009. 301(13): 1367-1372.

–          (3)  Camí J. Promoción de medicamentos, promoción científica y conflicto de intereses. A propósito del Real Decreto 1416/1994, por el que se regula la publicidad de los Medicamentos. Gac Sanit 1995. 49 (9): 273-5.

–          (4)  Gérvas JJ, Olalla JF. Relaciones entre la industria farmacéutica y los profesionales sanitarios. Gac Sanit 1989. 11 (3): 389-91.

–          (5) Thomas E. Finucane, MD, Chad E. Boult, MD, MPH, MBA. Association of Funding and Findings of Pharmaceutical Research at a Meeting of a Medical Professional Society. Am J Med. 2004;117:842-845.

–          (6) Poses RM, Silverstein S, Smith WR. Academic medical centers and conflicts of interest. JAMA 2006; 295(24):2846-7.

Autores

Sara Calderón.

Carlos Navarro.

http://farmacriticxs.blogspot.com

  1. ¡Felicidades por el trabajo!
    Os ha quedado genial, ya tengo ganas de veros en Barcelona!!
    Un abrazo!

  2. Precioso video.
    Pero ¿cómo acaba la historia de amor?.
    Por favor, por favor, por favor… necesito la segunda entrega.
    Sara Calderón, ponte a ello. Gracias

  3. solo te diré una cosa cuando sea joven, quiero ser como tú……

  4. Muy bueno el video y muy acertado el tema. ¡Felicidades!
    Y en cuanto a las preguntas, creo que existen numerosos ejemplos que muestran dicho condicionamiento y que resultan especialmente visibles -aunque no sólo- en los programas y desarrollo de los congresos de las sociedades médicas.
    Personalmente tengo dudas de si el principal problema al respecto tiene que ver con la jerarquización de dichas sociedades o con la complicidad, más o menos activa o pasiva, de quienes participamos en ellas.
    Saludos

  5. Pues de las historias de amor que hay circulando por el mundo, ésta no es de las que arrancan lágrimas de felicidad al espectador. Entre beso y beso, puede haber desengaños, porque mientras el interés de una puede ser ver una bonita puesta de sol, el de la otra, puede ser hacerse con la exclusividad de la luz solar.

  6. Con sonido gana mucho jajajaja muy buen trabajo, el video genial. Yo tb espero a que hagan la segunda parte

  7. Una vez cuando era pequeño mis padres salieron a cenar con unos amigos. La chica que habitualmente hacia de niñera no estaba disponible así que se les ocurrió que podria venir mi primo a cuidarnos esa noche.
    Y apareció él muy dispuesto, hasta se traía un bocadillo de chorizo para cenar (eso no le gusto mucho a mi madre pues tambien había un plato para él).
    Bueno, a lo que voy; despues de cenar fuimos al salón a ver la tele. Yo y mis hermanos felices con aquella película de ninjas a medianoche.
    Entonces llegó el momento en el que los personajes dejan por un momento las espadas y se “muerden” en la boca pero sin llegar a hacerse daño. Mi primo,que aunque tenia unos 16 años por aquel entonces, se debió de ver en una situación comprometida y optó por la mas sabia de las decisiones, preguntó:

    – ¿Os dejan ver las escenas prohibidas?

    …(mirada a tres bandas)

    – Si

    Aun así hizo un poco de “zapping” (aunque de aquella eso sonaba raro y los canales solo eran 6 ).

    Pues bien, yo lo que quería decir es que queremos ver las escenas prohibidas de esta historia de amor!!! Esas que no se nos enseñan por ser demasiado fuertes.
    Os quedo muy bien, la técnica pulidísima.

    PD: Sara, que bueno oirte.

  8. Muchísimas gracias por los comentarios, nos alegra que os haya gustado el vídeo. Por supuesto, habrá segunda parte, a Lucía le quedan muchas aventuras, desventuras y desencantos por vivir…

    En relación al comentario de Carlos, me da la sensación de que la jerarquización o inaccesibilidad a los cargos de poder hace más difícil que aquellos que no desean ser cómplices puedan cambiar la realidad. También puede ser que la falta de transparencia en las relaciones y dependencias económicas de las AAPP sean mucho más factibles en un contexto jerarquizado, puesto que el grupo de implicado es más reducido.

    En cuanto al comentario de Chabier, ¿no le estarás otorgando demasiada inocencia a Lucía? Quizá debería ser más prudente a la hora de elegir sus fuentes de formación. Como decía aquella portada de la BMJ… hacen falta dos para bailar un tango.

    http://www.bmj.com/content/338/7690.cover-expansion

    Un abrazo,
    gracias de nuevo.

  9. Hola Sara, encantada de oirte y más lo estaré de verte y conocerte despues de oir hablar tanto de tí. Me ha encantado vuestra historia de amor.

    Yo me pregunto:
    ¿Que hace que lxs médicxs elijamos estas parejas de amor-baile?
    ¿Que es lo que hace que elijamos a estas Anas para explicarles nuestras vidas personales y consolidemos relaciones de “amor” “amistad” con lxs visitadorxs de la industria farmaceutica?

    Que influye esta relación en nuestra prescripción es clarisimo y evidencias las hay a cientos, aunque las encuestas de autopercepción a medicxs digan lo contrario.
    Un abrazo Sara
    Mª José Fernández de sanmamed

  10. Aurora Rovira Fontanals

    Hola! Muy bonito el vídeo de Lucia y Ana.
    Además de la influencia que la industria ejerce a través de la “amistad” con Ana, hay otras muchas influencias menos visibles y de las que es posible que Lucía no se dé tanta cuenta: pensemos quién decide las líneas de investigación, las “enfermedades” o fármacos sobre las que hay que investigar, cómo se investiga, la publicación o no de los resultados, la difusión…
    Resulta una tarea muy difícil encontrar información independiente y crítica, incluso entre las publicaciones de instituciones o AA PP.
    Un abrazo
    Aurora Rovira

  11. Noelia García

    Hola!! felicidades de nuevo por el vídeo, me ha gustado mucho…yo no soy médica y me resultó muy esclarecedor para comprobar cómo funciona la industria “a pie de calle”, “de consulta” mejor dicho…También creo que, en el caso concreto de Lucía, es muy ingenuo pensar que en los tiempos que corren alguien te va a ir a buscar, para hacerte un regalazo sin más, sin dar nada a cambio…
    Ojalá aparezca el desamor en la siguiente entrega de esta historia, siempre hay una parte positiva en el desengaño!
    Sobre la jerarquización de las asociaciones y su influencia en los objetivos iniciales…para mi toda jerarquía va en detrimento de la transparencia en la información, por mucha buena voluntad en la transmisión de la misma (ya ni qué decir tiene cuando hay intereses “ocultos” $$$)…

  12. Me uno a las felicitaciones. Respecto a la primera pregunta, supongo que os referís a “la relación…cómo puede “pervertir” en sus objetivos inciales?” 😉 Buen trabajo, nos vemos mañana!

  1. Pingback: LOS MÉDICOS SE REBELAN contra el Big Pharma: Jornada Farmacríticas – No gracias en Barcelona | El Blog Alternativo

  2. Pingback: LOS MÉDICOS SE REBELAN contra el Big Pharma: Jornada Farmacríticas – No gracias en Barcelona « Aprendo a Ser Luz

  3. Pingback: LA REBELIÓN DE LAS BATAS BLANCAS… Un sector de la profesión médica exige más ética, transparencia y rigor científico a la industria farmacéutica y al sistema sanitario « Liberación AHORA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: